La función del turbocompresor Cummins 6.7

La función principal del turbocompresor Cummins 6.7 de un motor diésel es aumentar la presión y el volumen de admisión, lo que permite inyectar más combustible en los cilindros, mejorando así la potencia de salida del motor. Específicamente, el turbocompresor Cummins 6.7 comprime el aire que ingresa a los cilindros de antemano, reduciendo el volumen de aire y aumentando la densidad de admisión, lo que permite llenar más aire en el mismo volumen de trabajo del cilindro. En consecuencia, se puede inyectar más combustible, promoviendo una combustión más completa y mejorando así la eficiencia del motor. Además, los turbocompresores Cummins 6.7 ofrecen las siguientes ventajas:

  1. Mejora de las emisiones del motor: la eficiencia de combustión mejorada conduce a una reducción de las emisiones de partículas, óxidos de nitrógeno y otros componentes nocivos en los gases de escape.
  2. Compensación de gran altitud: en áreas de gran altitud con aire enrarecido, los turbocompresores ayudan a los motores diésel a mantener una potencia de salida normal.
  3. Mayor eficiencia de combustible y menor consumo de combustible: una combustión más completa del combustible conduce a un menor consumo de combustible por parte del motor.

A pesar de que potencialmente añaden complejidad a la estructura del motor diésel, los turbocompresores se utilizan ampliamente en varios motores diésel de alta potencia debido a su importante mejora de potencia y eficiencia.

El turbocompresor Cummins Holset es el turbo diésel más popular del mercado y se utiliza ampliamente en los motores Cummins NT855,4BT,6BT,6BTA, QSB6.7, ISL, QSL, ISX, M11, N14,qsk19.

¿No encontraste lo que estabas buscando?

Tenemos más artículos que quizás aún no aparezcan en nuestro sitio web. Si buscas algo específico, por favor contáctanos esta página o llamándonos al +86 18027472559. También puede visitar nuestros productos de repuestos originales Cummins.

Preguntas Frecuentes

Holset se conoce como Cummins Turbo Technologies. Si bien el nombre es relativamente nuevo, Holset ha sido parte de la familia Cummins Engine Company durante más de 30 años.

Los turbocompresores en sí no reducen inherentemente la vida útil del motor. Sin embargo, una instalación inadecuada, la falta de mantenimiento o hábitos de conducción agresivos pueden provocar un desgaste prematuro y potencialmente acortar la vida útil del motor. Además, si el motor no está afinado adecuadamente o si funciona constantemente bajo estrés elevado o condiciones extremas, el turbocompresor puede contribuir a un mayor desgaste de los componentes del motor. Por lo tanto, si bien los turbocompresores pueden mejorar significativamente el rendimiento del motor, su impacto en la vida útil del motor depende en gran medida de cómo se utilizan y mantienen.

Por lo general, los motores diésel 6.7 Powerstroke son reconocidos por alcanzar 200,000 millas o más con reparaciones mínimas. Sin embargo, algunos motores han superado la marca de las 400,000 millas gracias a prácticas de mantenimiento diligentes.


CONTÁCTENOS AHORA

24 horas en línea